Mirando hacia delante

12 Sep 2020

Mirando hacia delante

Al llegar una efeméride tendemos la mayor parte de las veces a mirar atrás. Recogemos aquello que pasó, aquel inicio, ese instante que surge en nuestros recuerdos y cobra vida presente como si lo estuviéramos viviendo aquí y ahora. La historia es así, una sucesión de hechos que dan sentido a cada decisión que tomamos en su momento y que en la mayor parte de los casos son muy positivos, nos alegra y nos hacen sentir realmente bien. 

Son ya veintitrés los años que hace desde que DONNAY Clínica Dental abrió su puerta a su primer paciente. Podéis imaginaros que fue un momento de ilusión y de alegría a la par de una enorme responsabilidad y máximo respeto profesional. Todo aquello que imaginábamos en su momento, en nuestras primeras ideas esbozadas en decenas de conversaciones y en unos folios en blanco para que nada quedara al azar, de lo que queríamos que fuera nuestra futura clínica dental en Vitoria-Gasteiz, se hacía realidad a partir de aquel 12 de septiembre de 1997. Desde entonces aquella clínica dental se ha convertido en ESTA clínica dental que conoces. En un DONNAY Clínica Dental que es lo que es por todo lo que ha sucedido en todos estos años. 

Este 2020 no es un año para mirar atrás. Precisamente 2020 es un año para mirar hacia delante, como aquellos esbozos de nuestros inicios, como aquellas conversaciones que reflejaban en algún caso unos sueños que se han ido realizando con el paso del tiempo. Hoy, 12 de septiembre de 2020, queremos reafirmar nuestro compromiso a hacer de la salud dental una prioridad en la vida de nuestros pacientes, de cada una de las Personas con mayúsculas que confían en DONNAY cada día. En un año que sin duda alguna pasará a nuestra historia, nuestra mejor manera de recordar nuestra efeméride es soñar y poner en práctica a su vez, un futuro de una clínica dental más innovadora, más digital y con mayor visión de futuro, mejor preparada para cada situación que se nos presente, mucho más formada y preparada si cabe, y sobre todo mucho más respetuosa aún con cada paciente, ocupándose con la atención que se merece de su salud, con toda las medidas de seguridad necesarias y sobre todo con la confianza de cada paciente. 

Es el futuro lo que nos ilusiona en DONNAY, un futuro al que miramos con respeto pero sobre todo con una extraordinaria pasión por seguir mejorando cada día. Como aquel 12 de septiembre de 1997, donde comenzaba una andadura ilusionante. Hoy, mirando atrás, solo sabemos mirar al frente con dedicación e ilusión por lo que está por venir. Que es mucho. ¡Muchas felicidades!

X